Candidaturas para la categoría: grandes “pifias” y lecciones aprendidas

1-      Salir de las reglas de la manera correcta

Heber Longas Crespo (Fundamentium)

“Me encargaron una infografía sobre la inflamación crónica por VIH y su tratamiento, un tema árido y muy complejo. Decidí facilitar su comprensión explicando el proceso con dos tableros de juegos, ilustrados en 3D, que simulaban el cuerpo humano. Los virus eran fichas que infectaban células en diferentes órganos, los antirretrovirales peones, la inflamación se representaba con banderas, etc. Modestia aparte, era creativo, bonito, fresco… ¡y se entendía a la perfección! El maquetador de la revista estaba entusiasmado ante la que yo consideraba una de mis mejores infografías.

Pero cuando la enviamos al cliente, en vez de los aplausos llegaron las objeciones. Tuve que defender la infografía durante días, explicarla, justificar cada metáfora visual y hacer múltiples cambios.

Conseguí que se publicara, pero mi ego quedó seriamente dañado. Aprendí que antes de ser creativos y romper moldes hay que asegurarse de que el público es receptivo. O al menos avisarle de que te vas a salir de lo que esperan.”

Link de la actividad: https://twitter.com/HeberLongas/status/995908035225714688

 

2-      Intentando salir de los tecnicismos

Pablo Sánchez Novoa (Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud)

“En esta oportunidad quiero presentarles la forma como decidí utilizar el modelo de creación de públicos para la ciencia para consolidar comunidades segmentadas donde se impartiría a través del modelo del inbould marketing temas científicos productos de los grupos de investigación que realiza el Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud – IDCBIS. Estos grupo luego de atraer, sensibilizar, educar y fidelizar se convertirán en interlocutores capaces de dialogar y convertirse en influenciadores dentro de la opinión pública en temáticas como células madres, hematología, terapia celular y otras investigaciones que se desprenden del Instituto.

La problemática para llegar a este punto de estrategia fue indagar sobre la falta de donación de sangre, tejidos y células donde se pudo conocer con anterioridad en investigación social que el alto contenido científico en mensajes que se les da a la comunidad con respecto a la sangre, tejidos celulares y sangre de cordón umbilical alejaba a las personas de la decisión de entregar una nueva oportunidad a un semejante. Razón por la cual se propuso consolidar una comunidad con interlocutores con la capacidad de opinar, generar contenidos y transferir conocimientos verídicos a los otros grupos de interés, convirtiéndose en influenciadores o como denominamos en esta propuesta: activistas.

En un período de prueba de la estrategia de un año, los resultados no se han visto como se esperaban, las comunidades aún no se han consolidado, pero no nos rendimos, continuamos luchando para aterrizar los tecnicismos de nuestro científicos con la comunidad que hemos empezado a lograr a través de medios digitales los cuales empiezan a desmitificar creencias que les han hecho creer noticias sin fundamentos teóricos. Nuestros expertos están dispuestos a la sociedad a través de los medios digitales y los estamos preparando para que sigan divulgando, con estructuras mentales a través de cursos de sociología de la ciencia que los han puesto a reflexionar sobre su ethos y el papel que juegan en la sociedad colombiana.

Otro punto importante a resaltar, es que el IDCBIS debe romper el paradigma de la concepción de público lego ya que debe reconocer las experticias de los diferentes públicos, para ello la comunicación deberá ser segmentada y en la etapa de la fidelización se debe reforzar el mensaje con evaluaciones temáticas en la opinión pública.

Como material de soporte hemos creado videos explicativos, piezas gráficas, palabras claves para posicionamiento y pautas digitales con mensajes segmentados para cada grupo que se ha decidido impactar.

Actualmente la pifia es que hemos impactado a 12 millones de personas las cuales 850.000 han generado algún tipo de interacción con los contenidos y no contamos con activistas que se mantengan durante el transcurso del tiempo que llevamos trabajando en el proyecto. Esperamos cambiar los mensajes con nuestros investigadores y acercar aún más al científico con otros modelos de divulgación en sus líneas pero manteniendo la estructura de la creación de públicos para la ciencia donde pensemos en segmentar aún más los grupos sociales para obtener activistas capaces de transmitir los mensajes claros y con el contenido inicial.”

Link de la actividad: https://www.youtube.com/channel/UCFCq9ge7iw6zMZ5_WoyvTNg/videos

 

3-      ¿Qué hacer cuando el debate degenera en polémica?

Eva Pastor Serra (Jardí Botànic de la Universitat de València)

“Hace más de siete meses y aún conservo el regusto amargo de la experiencia. Os lo cuento rápido: un Jardín Botánico, un curso de aromaterapia entre sus miles de actividades sobre naturaleza y plantas, un divulgador que en las redes tacha el contenido de pseudociencia, mil opiniones, el Jardín que rectifica contenidos y profesorado, el profesor que se cabrea, los alumnos divididos, y al final el curso suspendido.

Hay temas polémicos y aunque intentemos no pasar la línea de la ciencia, en algunos casos es tan difusa o está tan socialmente aceptada que cuesta encontrar asesoramiento fiable y sin sesgos para tomar la decisión adecuada. Además, aunque las redes son una herramienta útil no olvidemos que pueden volverse en nuestra contra.

En ciencia tendemos a alzar la voz sin pensar en aquellos a quienes atacamos. Tras semanas de discusiones que no llevaban a ninguna parte, tuve que sentarme delante de un café para arreglarlo. Nada, jamás, será tan eficaz como hablar las cosas en persona.”

Link de la actividad: http://www.jardibotanic.org/?apid=cursos-45&id=1391&idioma=_spa#.W5qzTkxuJPZ